jueves, 16 de junio de 2011

Camino de los petroleros

De mis paisajes.Camino de ripio que une las localidades
 de Añelo y Chos Malal,
 en la Provincia de Neuquén, Patagonia argentina.


Camino de los petroleros

A lo lejos, en las nubes,
 que parecen tocar el suelo.
En penachos blancos
de la Cordillera
que diluvian en nieve
Y hacen inmensa
La soledad que siento
Añelo quedó atrás
tras el gris pavimento
Y sin embargo,
hoy intento el desafío
 de llegar a Chos-Malal
por este agreste camino
que llaman de los petroleros
porque son ellos los dueños,
por que sólo ellos lo surcan
en sus camionetas blancas,
empolvando la geografía
con la señal del progreso

El rojo camino de ripio
me lleva  por  paisajes fríos,
 por terrazas carcomidas
 de formas desconocidas.
Tierra roja, piedras negras,
surgidas de sus entrañas,
en lenguas de fuego y lava.
La dura y silenciosa belleza
en el horizonte se extiende,
mientras me acerco al poniente
en la trayectoria que se nutre
de cielo, roca, y un sol que huye,
gestando caprichosas formas.
Lago, río ponen un leve tinte celeste
cortando el retrato en sepia
de un atardecer cercano
que descansa en la meseta.
Anunciando el fin del camino
en latitudes desconocidas
de la desierta quietud neuquina
para empalmar con  sigilo
con la vieja carretera
que me devuelve la calma
de un deslizar tranquilo.

Junio 2011



Pintando la vida con una poesía

Otras vistas de esta hermosa región de la meseta patagónica







8 comentarios:

  1. He recorrido todo el itinerario devorando tus versos.

    Abrazos tras el fin del trayecto a la serenidad

    ResponderEliminar
  2. Gracias por acompañarme, Ananda.Un beso

    ResponderEliminar
  3. A las 20h te dejo un premio en mi blog http://tribuna-ram.blogspot.com/
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Millz, todo un placer acudir a tu poesía. En esta tarde de domingo he vuelto a Argentina recorriendo con tus versos la carretera, absorbiendo el paisaje, amando esas hermosas tierras de Neuquén. Es un viaje en la distancia que me hace bien. Gracias por traerme con tu poema la nostalgia de un territorio que quiero volver a pisar.

    ResponderEliminar
  5. Felicidad, seguro volverás y ya verás que podremos tomar un café juntas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Precioso poema patagónico Millz. Pintas tan bien el paisaje que da la sensación que uno mismo va viajando contigo. Muy bueno. Me encantó.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Eduardo. Creo que compartir los motivos y situaciones que impulsan un poema es lo que cada quien que escribe pretende.

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer mis poemas, una forma de compartir emociones y pensamientos!