lunes, 6 de junio de 2011

Tanka


De otro Jardín. Saint Michel, Baja Normandía, Francia
Tanka

N° 1

Llega la noche
Y lamentablemente
Se cierra la flor
Un castillo añora
El  regreso del buen sol

Mayo 2011

Decía Jorge Luis Borges, de esta otra expresión poética japonesa, llamada Tanka (5-7-5-7-7):
"He querido adaptar a nuestra prosodia la estrofa japonesa que consta de un primer verso de cinco sílabas, de uno de siete, de uno de cinco y de dos últimos de siete. Quién sabe cómo sonarán estos ejercicios a oídos orientales. La forma original prescinde asimismo de rimas".

Pintando la vida con una poesía

5 comentarios:

  1. Son joyas de sensibilidad y sabiduría. Me fascinan los Tanka y los Haikus.
    Este está lleno de polaridad (día y sol), delicadeza y fuerza (flor y castillo)
    Es bellísimo!!!
    También me he preguntado cómo le sonará a un japonés un Tanka en nuestra lengua... pues como a nosotros escucharlo en japonés ;)

    El Monte Saint Michel... mágico. Cuando se está allí uno cree cualquier cosa porque hay algo en el aire.

    Besos Millz, que tengas u buen día

    ResponderEliminar
  2. ignoro cómo sonarán en oídos orientales pero a mí tu estrofa me suena como una preciosa melodía!

    un abrazo fuerte!!

    ResponderEliminar
  3. Millz, ¡cuánto se puede transmitir en una estrofa de cinco versos!. No sé como sonará en la lengua japonesa pero en la española se degusta como una delicatessen
    Magistral, sin duda. Felicitaciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Ananda, Pahusca y Felicidad por vuestros invalorables comentarios que me alientan en un campo difícil de la poesía. Por más que la idea inspiradora debe captarse rápidamente, la puesta en escena de las palabras no siempre refleja puramente la inspiración. Pero me seguiré animando, de vez en cuando a escribir estas "miniaturas" Un abrazo les dejo, un abrazo les doy y va con él, todo mi amor.

    ResponderEliminar
  5. Ananda, no conozco el Monte Saint Michel, pero mi hijo mayor trabaja muy cerca de él, en la baja Normandía, en un bonito Restaurante y me ha mostrado fotos y contado emociones del lugar, que guarda celosamente la sabiduría de su historia.

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer mis poemas, una forma de compartir emociones y pensamientos!