jueves, 8 de diciembre de 2011

Siesta


De mi Jardín.  Iguana mexicana



Silencio en la siesta
duerman los niños
un sueño liviano
que la iguana ciega
pasea por el patio.

Diciembre 2011
Pintando la vida con una poesía

12 comentarios:

  1. Qué melodiosas son las quintillas, Millz.
    Y esta te ha quedado muy tierna.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Preciosa foto y bonitas letras.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  3. Mejor que los niños duerman la siesta para que no molesten el paseo de la iguana, jeej.
    Hola es la primera vez que vengo por tu blog y le eche un vistazo, me gusta. Vendre mas veces.
    Te invito a visitar el mio.
    un abrazo de saborescompartidos.

    ResponderEliminar
  4. Por aquí se hablaba del hombre del saco. Imagino que en tu tierra esto es algo parecido. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. En una quintilla cuánta calma y quietud mientras los niños descansas. te admiro porque eres capaz de crear ambientes en apenas unos versos.
    Amiga, sigo teniendo problemas para dejarte mi comentario en el otro blog. te lo dejo aquí por su quieres copiarlo y añadirlo al texto correspondiente.

    Realmente atrapa pero el final es inesperado. mientras el lector se prepara para conocer los detalles de un crimen acaba enterneciéndose con el "presunto asesino", ignorante del alcance de lo que había hecho.
    Un placer leerte
    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Gracias Ananda, son recuerdos de la infancia que de repente surgen y esta vez me he acordado de la abuela que me amenazaba con la iguana que sale a la siesta, todo para que durmiera, un ratito.Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Rosa por darte una vueltita por este jardín. Va una rosa de regalo.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu visita Sabores. Me gusta que te gusten mis poemitas. Ya voy a saludarte en tu Blog.Un abrazo muy perfumado!!!

    ResponderEliminar
  9. Querido amigo: Es algo parecido. El viejo de la "bolsa" (saco para Uds.)o la iguana a la siesta. Todo para que no molestáramos el breve y merecido descanso de los mayores. Un abrazo, perfumado por supuesto.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Felicidad por tu fiel visita. Gracias también por avisarme. Echaré mano al último recurso y si no tendré que cambiar la bella Plantilla en Escribiendo. . . Un abrazo con perfume a azahar, amiga.

    ResponderEliminar
  11. ay! Con razón te digo que ya soy abuela, eres mi seguidora hace tiempo. Disculpa
    Un beso grande
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
  12. Un beso perfumado en este Jardín, para ti dulce Cecilia.

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer mis poemas, una forma de compartir emociones y pensamientos!