miércoles, 26 de septiembre de 2012

Ya no te espero


Totoralillo, Coquimbo, IV Región, Chile


En playas de Totoralillo,
Te divisé
Cabalgando las olas
De copiosas espumas
Te admiré
En el mar casi celeste
Tras las rocas gastadas
Te perdí
Y en las arenas claras
De conchillas blancas
Te descubrí
Las gaviotas revolotean,
Hoy, te recordé:
Tu mirada tierna
Tu cuerpo sin dueña
Te soñé
Extraño sin nombre,
Nadador colosal,
No te veo,
Después de tantos soles
Muriendo en el mar
Ya no te espero
En playas de Totoralillo
Muy cerca de Coquimbo
Donde ya nada es igual


Enero 2011


Pintando la vida con una poesía

6 comentarios:

  1. Tal vez la pleamar lavó los ayeres y los devolvió con la calma del que mira desde lo alto el pasado que resulta ajeno.

    Precioso Zuni, resuena a serenidad.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar inspira y los recuerdos también, amiga. Un abrazo con perfume a lavandas de mi Jardín.

      Eliminar
  2. La contemplación de las olas en su ritmico devenir a veces nos hacen cer y soñar. Y en este caso alentar el talento. Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo me gusta el mar Karras! y vivo en una provincia mediterránea. Abrazo, amigo.

      Eliminar
  3. Zuni, nostálgico poema donde los versos se mueven al ritmo de las olas que llegan exhausta a la playa del ayer.
    Un bello poema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un ayer que se llevó el mar. . .Gracias por estar amiga.

      Eliminar

¡Gracias por leer mis poemas, una forma de compartir emociones y pensamientos!