domingo, 9 de diciembre de 2012

Amor andino



Mar azul, cielo celeste
Verde alameda,
Bordeando el camino
Que me lleva inconsciente
Rumbo al oeste.
Bajo el amparo
De los centinelas quietos
Atalayas permanentes
De tu ciudad y mi pueblo
De tu amor y mi miedo.
La bruma que los envuelve
Trae a mi mente el recuerdo
De sus faldeos con nieve
De tu tibia ternura
De tu porte fuerte
Cual roca oscura
Y los álamos reaparecen
Sobre  la cinta de asfalto
No tiene fin la aventura
De quererte y sentirme tuya
Aunque Yo viva aquí,
Y Tú del otro lado.


Febrero 2011






2 comentarios:

  1. Que hermoso, espero algún día volver a contemplar esa cordillera que dejé una vez para poder olvidar la carga que tenia encima.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Rimes por tu visita. Claro que podrás verla nuevamente. Espero estés bien y cuídate mucho.Un abrazo con mucho amor para ti.

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer mis poemas, una forma de compartir emociones y pensamientos!