jueves, 6 de junio de 2013

En Epuyén

Lago Epuyén, Epuyén, Provincia de Chubut, Argentina


Epuyén, Provincia de Chubut, Argentina, un lugar para disfrutar su lago, sus arroyos, sus picos andinos, su tranquilidad. . .



Te vi en la baranda del puente.
Altivo y tierno a la vez,
Asediando con tu vista aguda
Adelante, atrás, a ambos lados,
El torrentoso río, correr.
En la dura y esmerada empresa:
La de pescar un pez.
Te admiré, callada, casi sin respirar
Para que no te fueras
Para no perturbarte y poderte admirar.
Tu collar blanco llamó mi atención
Tu cabeza grande, erguida
Tu cuerpo, fuerte: el de un pescador.
En una mixtura de colores y follajes,
Cielo azul, mediante, te descubrí.
Alerta, en la baranda del puente,
En el camino a Epuyén.
Y me enamoré sin razón.
De ti, ¡Mi hermoso, Martín Pescador!

Diciembre 2010

Versión 2013


Pintando la vida con una Poesía



No dejes de conocer a esta bella ave:

Esta ave tiene la cabeza grande, a menudo con cresta. Su cuerpo es corto y rechoncho, y sus patas y pies pequeños. La mayoría tiene la cola corta. Presenta un hermoso plumaje, de iridiscentes colores azul, amarillo, blanco.
En las especies más comunes de ver en Argentina, es un pájaro pequeño, con cabeza y pico grandes y desproporcionados. Ese pico es su arma de subsistencia, pues vuela sobre el agua, o ataca como una centella, sumergiéndose de pronto y reapareciendo con su presa.
Vive con su pareja, pero no es sociable con sus congéneres, hace nidos subterráneos y pone huevos blancos.
Construye su nido generalmente en terreno arenoso, a orilla de un río o hábitat acuático. Excava con su pico un túnel con una entrada extremadamente estrecha. El túnel es sinuoso, pues evita las piedras y raíces en su trayecto, e inclinado hacia arriba, para evitar las crecidas del río. En la parte final realiza un amplio compartimiento donde construye el nido, el que forma con las espinas de los peces, que una vez que ha comido, desembucha, después de digerir las partes blandas.
Con estas espinas hace mullido ese nido que a los pocos días tiene un insoportable olor a podrido que lo invade todo. La hembra empolla los huevos y el macho trae el alimento. La cría nace con la piel desnuda, sin plumas, y ciegos durante unos días. Su pico es distinto que el del animal adulto y se alimenta de larvas y libélulas.



10 comentarios:

  1. Que lindo paisaje! Ciertamente que es lindo el Martin Pescador! bella poesia!


    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga, las aves me encantan y el paisaje de Villa Epuyén, recostada sobre el cordón andino, es una belleza. Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola amiga Zunilda.Gracias por esta maravilla de post.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eric. Me alegra que te haya gustado. La Naturaleza siempre conmueve. Un abrazo amigo.

      Eliminar
  3. Yo conozco desde infancia a este señor...pescador de las aguas dulces ...es un espectaculo verlo en esas cacerías y mas aún verlo graznar ...eso es como una sierra cortando leña...pero es muy lindo apreciar su destreza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sí, Meulén! yo lo he visto siempre en ríos, pero no le he escuchado nunca. Gracias.Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hace mucho no sabía nada del Martín pescador, ¿que bello pajarillo!


    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es precioso Malque! y diestro pescador. Un abrazo amiga.

      Eliminar
  5. Que linda entrada. No conocia la historia del Martín Pescador. Gracias por traerla a nosotros.

    marariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Rosa. Es realmente un espectáculo verlo acechante con sus ojos fijos en el río. . .Un abrazo amiga.

      Eliminar

¡Gracias por leer mis poemas, una forma de compartir emociones y pensamientos!