jueves, 3 de abril de 2014

Verde amor


Vi tu sombra proyectarse
Larga en el pavimento,
Ocupar mi delantera y,
Decapitar el sosiego
A la hora del ocaso.
Ésa, en que nacen las quimeras,
Cuando levantan vuelo
En formación peregrina,
Alto y en orden, los pájaros.
Y el rosa nutre el cielo
Cuando todo termina
Y todo es  claroscuro
Y la tarde languidece.
El astral estadio futuro
Será la oscuridad, que estremece.
Caminé rápido, hacia atrás,
Para abrazarme a tu cuerpo
Para decirte que me quedo,
Que volveré mañana,
Y escribiré los versos
Que tal vez me invadan,
Para recordar aquel amor
Del que testigo fuiste,
Cuando me abrí a la vida
Como naciente flor,
Y  tú, pudoroso, ofreciste,
El silencio de la ilusión.


Junio 2011




8 comentarios:

  1. Querida Zuni, me has metido de lleno en cada verso.
    He visto esos colores del ocaso, he sentido la presencia de esa sombra... Te felicito.

    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Verónica, tu alma sensible capta esos regalos de la Naturaleza y los disfruta. . .como yo. Un perfumado abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  3. Magistral poema Zunilda. También me gustó la pintura elegida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gladys. Tu opinión es siempre beienvenida

      Eliminar
  4. Hermosas letras... La pintura es muy linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cali por tu visita y por tus palabras.

      Eliminar
  5. hermosa poesía
    como las mas
    ya sabes como amo los poetas de la Tierra
    yo igual le escribo al árbol, a las flores...a todo lo que es sustento
    de nuestra vida...
    un reconocimiento que nunca debemos dejar de decir
    te dejo un gran abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Meulén, comparto tu pensamiento. Un abrazo bien perfumado para ti.

      Eliminar

¡Gracias por leer mis poemas, una forma de compartir emociones y pensamientos!