jueves, 4 de diciembre de 2014

Encontrándonos


La llovizna tenue
Mojaba tu cara,
Unía tu pelo a la piel.
Esperábamos un taxi
Los dos a la vez,
En esa esquina arcana
De Callao y Santa Fe.
Bruma de madrugada,
Lento amanecer.
Mi ambo rosa,
Mezcla turbia
De agua y hollín,
De la jornada indicaba
El esperado fin.
Hicimos señas, sonreí,
Se detuvo un remís.
El sol despuntaba
En Puerto Madero.
El café enarbolaba
Su impronta de vapor,
Surgía el movimiento.
Y en el ardid ciudadano
Espiaba el amor.
Campeaba el destino,
Y,. . . Nosotros dos.


Octubre 2013

1 comentario:

  1. encuentro
    los primeros verse son así
    hay que ver que el tiempo los sostenga...

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer mis poemas, una forma de compartir emociones y pensamientos!