Adiós





Se esfumó en la noche
Tu silueta altiva.
La acompañó tu orgullo
Con el dolor a cuestas.
Y al decirte adiós,
Como un tango
Resonó mi voz.
Se perdió en el humo
De tu cigarro.
Se durmió al arrullo
De tu bandoneón.


Mayo 2012



Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por leer mis poemas, una forma de compartir sentimientos y emociones.

2018

Gentiles seguidores de Google+