lunes, 17 de agosto de 2015

Amarrada


En el laberinto azul
De esta soledad,
Nunca estuviste tú,
Me acompañó el mar.
Frente a sus mareas
Y al misterio profundo
Que su fondo encierra,
Conocí la ausencia
Del abrazo tuyo,
Del amor que no llega,
Y me quedé unida,
Al tremendo horizonte
Que dibuja esperanzas
Que  mantiene la vida.
Porque quizás hermanada
Con las olas y el muelle,
Suelte mis amarras,
Navegue y te encuentre.

Octubre 2012




2 comentarios:

  1. Soltar las amarras y correr en busca del amor !!! es hermoso, besos

    ResponderEliminar
  2. deshacer los demonios...liberarse para encontrarse y con ello lo que anhelamos...
    abrazos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por leer mis poemas, una forma de compartir emociones y pensamientos!