domingo, 28 de septiembre de 2014

Me voy

En Septiembre, poemas totalmente Confidenciales con perfume a rosas




El viento del sur
Trajo el agua calma
No estabas tú,
Para cerrar la ventana.
Y mis versos volaron
Chorreando la tinta
Que la lluvia mojaba.
Con ellos, se fue  mi vida,
Perdí la partida,
Ya nadie podrá leerlos,
No estabas tú
Para retenerlos.
Hoy cerré mi casa,
Cargué mis libros,
Armé mis maletas
Y apagué la luz.
¿Para qué, escribir poemas?
Si no estás tú.

Septiembre 2011


jueves, 25 de septiembre de 2014

Irremediable

En Septiembre, poemas totalmente Confidenciales con perfume a rosas



Las riberas amplias, de verde terciopelo,
Se recuestan zigzagueantes
Sobre el lago quieto.
Un muelle abandonado,
Habla de embarcaciones que se fueron,
De enamorados perdidos en
Las sombras del tiempo.
La casa cerrada, llora el calor humano.
Los niños que le daban vida
Se fueron muy temprano.
Sueña con el canto claro
Que auguraba el día, en amaneceres
Tardíos, cuando ella
Entonaba su oda preferida.
El camino derrumbado
Que nadie ha recorrido, conduce al
Abismo incierto
Que la mente traza
Con improbables fantasías.
Hoy nada es igual, en este mundo pequeño,
Sin cantos, sin niños,
Sin nadie en el embarcadero.
Ya nada tiene sentido.
Todo está quieto, tristemente vacío
En el melancólico desvarío
De volverte a ver
¡Dulce amor mío!

2011
Rev. 2013


domingo, 21 de septiembre de 2014

¡Bienvenida!



El verde pintó el paisaje,
se escucharon trinos nuevos,
en el renacido avistaje
de las emigrantes que llegan.
El cielo eligió el celeste,
y la frescura,  la tierra.
Un anuncio dejó la lluvia
en medio de luces y truenos,
¡Es la eterna primavera!
con flores en los balcones
y latir de corazones.
Es la vida que siempre busca
florecer en sentimientos,
en armonía segura,
y en comunión perfecta.
¡Bienvenida Primavera!


2012, versión 2014


jueves, 18 de septiembre de 2014

Rosas

En Septiembre, poemas totalmente Confidenciales con perfume a rosas



Bellas rosas para ti,
He recogido hoy,
Para ofrendarte mi vida,
Mi tiempo, mi Yo.
Rosas de mi jardín,
Rosas rojas y blancas,
Para engalanar la casa.
Púrpuras y amarillas,
Con amor cortadas
En la estación benigna,
Esperando tu llegada.
Rosas por todas partes,
En jarrones y en la tina,
Sobre el tapete y la cama
Y en tus preferidos lugares,
Para perfumarnos la vida.
Rosas para ayudarme
A decirte lo que he callado
Desde hace tiempo, y antes,
Por ese temor maldito
Que anida en mi regazo
De volver a equivocarme
Si te digo que te he amado.

Junio 2013


domingo, 14 de septiembre de 2014

Pensando en él

En Septiembre, poemas totalmente Confidenciales con perfume a rosas





Miro la estepa
De la patagónica llanura
Y en la soledad inmensa
De su inconmensurable extensión,
Creo que nace la duda
Y remonta vuelo
Mi solitario corazón.
Mientras, la arenosa tierra,
Confiada en silencio espera,
La melancólica gota
Que al instante
El calor evaporó.


Enero 2013



jueves, 11 de septiembre de 2014

Lo ajeno

En Septiembre, poemas totalmente Confidenciales con perfume a rosas



En retirada,
Incongruentemente
Desilusionada,
Sin razón, ni reflexión,
Terriblemente
Angustiada,
Sin derecho, ni perdón,
Osé poner mis ojos
En él.
Y cuando, las miradas
Se encontraron,
El impacto de sus fuerzas
Detuvo el tiempo
En realidades ajenas.
Fue un misil directo
Que fundió
El sentimiento,
Irresistiblemente
Nuestro.
Luego di la vuelta.
No era mi territorio.
Y con el alma deshecha
Me alejé de aquellos ojos,
Imprudentemente
Hallados en mi camino,
Que sin lugar a dudas
Nunca serían míos.


Enero 2013



domingo, 7 de septiembre de 2014

Desconocido

En Septiembre, poemas totalmente Confidenciales con perfume a rosas


Cristal del tiempo
En tu dulce mirada.
Sobra el consejo,
Silencia la palabra,
Voy más lejos.
Libro batallas,
Porque aún no tengo,
Medida ni distancia
Del vivo recuerdo
Que habita mi alma.


Julio 2013


jueves, 4 de septiembre de 2014

Cobardía

En Septiembre, poemas totalmente Confidenciales con perfume a rosas



Ilusiones enfrascadas
En caprichosos silencios
Murieron en las cartas
Que no escribí a tiempo.
Anidaron en mi alma,
Esperanzas sedientas
Que se ahogaron
En la nada,
Sujetando mis riendas.
Tú nunca lo sabrás,
Mi señal no tuvo alcance
Y mi ostensible cobardía
Fue la única culpable.

Junio 2013