jueves, 26 de diciembre de 2013

Jugando


Hace tiempo jugué contigo
Y sentí la felicitad,
Me asombraron tus ojitos
Tan claros como el agua,
Tu piel, tan blanca
Como flor de porcelana.
Te miraba de lejos
Y tú también me mirabas,
A hurtadillas, en silencio.
Temí tu negativa, y tu miedo,
Enfrenté la represalia
Te invité a jugar.
Jugamos a corrernos,
Por la arena, junto al mar
Te recogí caracoles
Y tú me hiciste un collar.
Magia de la niñez
Que anulas las diferencias,
Esclareces el pensamiento,
Y pugnas por volver.

Febrero 2011
Obra derivada (2013) del Poema: Niños 


Pintando la vida con una poesía

jueves, 19 de diciembre de 2013

Yámana

Familia de yámanas o yaganes

Yámana
A un descendiente mestizo

Ojos celestes
Mirada de mar
Piel del Oeste
Caricias de viento
Susurros del Canal.
Besos de chocolate
Natural  canoero
Sonrisas de calafate
Presencia de glaciar.
¿Qué pensaría tu oma
Que te regaló el cielo
Sólo para mirar?
¿En qué isla se durmió
Tu antepasado
Sin frío en su conchera?
Yámana que despierta
Para no ser olvidado
En cada gota mestiza
De tu sangre fueguina

Marzo de 2012


Pintando la vida con una Poesía

Los Yámanas o Yaganes, fueron aborígenes, de cultura nómade, recolectores marinos, cazadores y pescadores, además de  hábiles canoeros. Por su construcción, son famosas sus canoas hechas con madera de haya. Habitaron las islas de las costas del Canal de Beagle,  al  Sur  y al Oeste de la Isla Grande  de  Tierra del Fuego. El contacto con el europeo que llegó a esta región, terminó por exterminarlos a través de sus enfermedades. Los descendientes dejaron de hablar el idioma yagán, ya que las escuelas nunca fueron bilingües y a la fecha se atestigua que: Sólo queda una hablante, Cristina Calderón, nacida hace 90 años en Villa Ukika, junto a Puerto Williams, en la isla Navarino, Chile.

El yámana, yagán o yaghan, la lengua del pueblo que habita(ba) las costas del Canal Beagle, al Sur de Tierra de Fuego se muere y con ella 40.000 palabras que nadie pronunciará.



"Una lengua más que desaparece. Se dirá que los propios yámanas dejaron de enseñarla a sus hijos. Es cierto. Sin embargo, todos sabemos que las formas de imposición de las culturas dominantes son difícilmente evitables sin caer en la marginación económica y social."

oma: abuela, en alemán.
conchera/o: vivienda cavada en el suelo de forma circular.

jueves, 12 de diciembre de 2013

No he escuchado hablar de amor

¡No he escuchado hablar de amor!
En este frío lugar, de necedades lleno.
Sólo un ocaso de tristes recuerdos
En los rostros, los cuerpos, la voz.
A dónde habré llegado, en esta vida
Que no he oído hablar de amor.
¡Qué mundo me ha tocado vivir!
Con odios, exclusiones, horror.
Quisiera cambiar este Planeta
Y llevarlo muy lejos a otro sistema
Para que vivamos felices, sin dolor.
Propongo, por cierto, un plan singular:
Cuidemos las tierras, los ríos, la flor,
Hagamos juntos, una ronda de paz,
Juguemos en calles y oficinas,
En hogares, jardines y escuelas,
Pensemos que somos libres y sanos,
Que somos trabajadores con trabajo,
¡Que nada ni nadie nos detenga!
Volemos en vibraciones del alma,
Veamos la luz de nuestras auras,
Leamos libros, recitemos poemas.
Llenemos de música la casa, el hospital,
Tengamos respeto el uno por el otro,
Riamos, unidos todos, por la felicidad.
Consagremos apostando a la verdad,
De las Leyes y el Derecho Natural.
Escribamos a escondidas,
En el aire o el papel, esa única palabra
Que por ser humanos es un Don.
Anulemos, el rencor y la avaricia,
La venganza, la mentira,
Aprendamos a pedir Perdón,
Seamos nobles, sinceros, estudiosos,
Co-creadores de la realidad.
¡Construyamos Un Mundo Mejor!
Entonces sí, habremos todos escuchado,
¡Hablar de amor!

Mayo 2011


Pintando la vida con una poesía

jueves, 5 de diciembre de 2013

Rubia debilidad

Óleo:"Campos de cebada", del pintor francés, Fhilippe Monteagudo



Tengo una rubia debilidad
Que, noche a noche,
No me animo a abandonar.

Pero al verla, blonda y destellante
Esbelta y ondulante,
Llegando a mi boca sin avisar,
Tomándome el cuerpo y la razón,
Después de mucho pensar
Se me rompe el corazón.
¡Y no la puedo dejar!

Al fin de cuentas, siempre está.
Me consuela y embelesa.
Es mi única compañera
En insomnios de madrugada,
En arrebatos de vanguardia.

Dicen que me hace mal,
Porque dependo en exceso
De su embrujo tan especial.
Todo en ella me gusta,
Su color, su sabor y su figura.

La mirada se me nubla
Cuando de noche me deja
Sumido en melancólico rito,
Tratando de conciliar el sueño.

Sin que me alcance el exilio
Pienso en ti, te recuerdo,
Y me duermo,. . . sin ella,
¡Hasta que tú, vuelvas!

Agosto 2012



Pintando la vida con una poesía

domingo, 1 de diciembre de 2013

Inspiraciones en Diciembre


En este mes de diciembre compartiremos inspiraciones plasmadas en varios poemas que tienen que ver con la humanidad, atributo que nos distingue como seres inteligentes y que debería seguir distinguiéndonos a pesar de los vaivenes del Mundo. 
Gracias, amigos por elegir leerlos.



jueves, 28 de noviembre de 2013

Volver a Tongoy



De mi álbum. Tongoy, IV Región, Chile


A tus playas blancas, voy,
Pueblo costero
Por los caminos de arena
Llego a Tongoy.
Caleta de pescadores
Con barquitos de colores.
Bebo fresca la cerveza
Y disfruto los ostiones,
En una fiesta
De amor por el mar,
En este lugar
Paraíso chileno,
Otrora de guanaqueros
Con historias por contar.
Tongoy, pronto volveré
A sentir la vida
Que palpita en tus costas
Y tal vez, un amor, buscaré

Enero 2011


Pintando la vida con una poesía

lunes, 25 de noviembre de 2013

Descontrol


En estas noches desvalidas
Cuando pugnan las lágrimas
Se gesta la ira
Se agazapa el sobresalto
La vida se desmadra
Se ausenta el amparo
Y de tu mano emana
El licor amargo
De la conciencia barata
Que anula y que mata
Que ahuyenta la cordura
Y alimenta la locura

Septiembre 2012
25 de Noviembre "Día Internacional de la Violencia de Género"

 

Pintando la vida con una poesía

sábado, 23 de noviembre de 2013

Valparaíso

Valparaíso, ciudad mágica de Chile, creativa por naturaleza, atrapa con sólo nombrarla. . .

Desconocido

Valparaíso

Volveré para encontrarte
En el embrujo sublime
De tus callecitas trepadoras
De tus irreverentes graffitis
De tus casas de colores,
Una tarde fresca, talvez,
O una tibia mañana, en el cerro,
Me imaginaré en la "Sebastiana"
Y no tendré pena, si no vuelvo
A mi lugar de tiempo y amarras
Porque aquí detendré mi destino
Y te conquistaré con paciencia
Con fe, construiré el camino
Que me llevará hasta tu puerto
Y echaré velas al mar,
Navegando sin rumbo fijo.
Buscaré el ascensor Artillería
Y en una pincelada de vida
En lo alto del paseo
Te diré secretamente: ¡Me quedo!

Febrero 2011


Pintando la vida con una poesía


miércoles, 20 de noviembre de 2013

Combatiente

20 de noviembre de 1936, muere Buenaventura Durruti, figura relevante de la ideología anarquista, revolucionario en la guerra civil española y responsable de la organización sindical de su país.


Combativo, rebelde y valiente
En victorias por llegar,
Libras batallas herejes
En tu campiña virtual.
Lanzas, son tus letras,
Ballestas, tu imaginación,
Un ariete tu pensamiento,
Paloma blanca, tu religión.
Untas con sangre tu pluma
Escribiendo con pasión
Y siembras tu propia duda
Cada día bajo del sol.
A tus lectores ilustras,
Con tus ideas de cambio,
Presentas tus denuncias,
Se perfila tu costado.
Llora tu buen corazón
Por injusticias espurias,
Reñida es tu reflexión
Y así vas por la vida,
Renegando del oprobio
De tu historia distinta
Para cambiarla, solo,
Por otra muy parecida.
Sé que algún día, compañero,
Sosegarás tu rebelión,
Cuando se duerma el guerrero
Y tus bombas sean flores
En el Jardín del amor,
Después de haber construido
Tu anhelado Mundo Mejor.

A Durruti, el de hoy
Agosto 2011


Pintando la vida con una poesía

jueves, 14 de noviembre de 2013

Atardecer en Coquimbo

El sol se pone en Coquimbo.
La cruz del Señor se exalta.
En medio de dorada bruma
El mar baña la bahía y descansa.
Las playas de La Serena
Se van desocupando,
En la Avenida del Mar,
Los autos pululan en cadena.
El atardecer se plasma
En la bohemia del Barrio Inglés
Y la historia del lugar reclama
Su presencia en edificios y calles,
Como viviendo otra vez.
Las ferias artesanales y músicos
Con desenfado callejero,
Te invitan a recorrer un camino
De la música al compás,
Ya casi no hay luz solar, 
Sólo la de las calles y,
Estallan en colorido, las de los Pubs.
Un carguero se perfila 
En el horizonte del puerto,
Un crucero de otras latitudes
Emprende su regreso,
Y los pelícanos cubren el cielo.
La interminable playa
De arenas casi blancas
Se queda sola, sin gente
Y al arrullo de las olas
Bajo el amparo de la cruz, se duerme.
Las aguas tranquilas de la bahía
Protegen al puerto peninsular,
Lo alejan del oleaje abierto,
Y a sus barcos, del peligro del mar.
Atardece en La Serena.
El sol se pone en Coquimbo,
Y yo te vuelvo a esperar
En la hermosa costanera
Para volvernos a amar.


Enero 2011



Pintando la vida con una poesía

jueves, 7 de noviembre de 2013

Camino de los petroleros


De mi álbum. Camino de ripio que une las localidades
 de Añelo y Chos Malal,
 en la Provincia del Neuquén, Patagonia, Argentina.


A lo lejos, en las nubes,
 Que parecen tocar el suelo,
En penachos blancos
De la Cordillera
Que diluvian en nieve
Y hacen inmensa
La soledad que siento,
Añelo quedó atrás,
Tras el gris pavimento.

Y sin embargo,
Hoy intento el desafío
 De llegar a Chos-Malal
Por este agreste camino
Dudoso de transitar,
Que llaman “De los petroleros”.
Porque son ellos los dueños,
Porque sólo ellos lo surcan,
En sus camionetas blancas,
Empolvando la geografía
Con la señal del progreso.

El rojo camino de ripio
Me lleva  por  paisajes fríos,
 Por terrazas carcomidas
 De formas desconocidas.
Tierra roja, piedras negras,
Surgidas de sus entrañas,
En lenguas de fuego y lava.

La dura y silenciosa belleza
En el horizonte se extiende,
Mientras me acerco al poniente
En la trayectoria que se nutre
De cielo, roca, y un sol que huye.

Lago y río ponen un tinte celeste
Cortando el retrato en sepia
De un atardecer cercano
Que descansa en la meseta.

Y anunciando su fin el camino
De latitudes desconocidas
 Lo veo empalmar con  sigilo
En la desierta quietud neuquina,
Con la vieja carretera
Que me devuelve la calma
De un deslizar tranquilo.

2013

No dejes de ver las fotografías del camino

Pintando la vida con una poesía

lunes, 4 de noviembre de 2013

Ya no te espero


En playas de Totoralillo,
Te divisé.
Cabalgando las olas
De copiosas espumas
Te admiré.
En el mar casi celeste
Tras las rocas gastadas
Te perdí.
Y en las arenas claras
De conchillas blancas
Te descubrí.
Las gaviotas revolotean,
Hoy, te recordé.
Tu mirada tierna,
Tu cuerpo sin dueña,
Te soñé.
Extraño sin nombre,
Nadador colosal,
No te veo,
Después de tantos soles
Muriendo en el mar,
Ya no te espero
En playas de Totoralillo
Muy cerca de Coquimbo
Donde ya nada es igual.

Enero 2011



Pintando la vida con una poesía

viernes, 1 de noviembre de 2013

En Noviembre, un lugar. . .


En Noviembre, mes en el que el clima se agudiza según sea tu hemisferio, te invito a continuar leyendo algunos de mis poemas inspirados en Lugares geográficos que nutren la sensibilidad de su belleza y al mismo tiempo a disfrutar las pinturas o fotografías que los ilustran.
Gracias amigos lectores por si deciden leerlos y ubicarlos en el lugar justo de inspiración.
 ZMoreno




                                                                        

jueves, 31 de octubre de 2013

martes, 29 de octubre de 2013

Mi Copla


Por el camino
Vuelvo,
Por el camino
Voy,
Buscando un puerto
Estoy,
Buena compañera
Soy,
Me faltas tú para ser
Dos.

Febrero 2012



Pintando la vida con una poesía

jueves, 24 de octubre de 2013

Desenlace


Te digo adiós
Y la congoja me toma,
Me parte, me ahoga.
¿Dónde estará el sol?
¿Dónde estará la sombra?
Que nos proyectó a los dos.

Diciembre 2012

Pintando la vida con una poesía

martes, 22 de octubre de 2013

Copla

Vi la llama encendida
En su mirada discreta
Disimulé al descubrirla
Y pegué la media vuelta

Agosto 2011


Pintando la vida con una poesía

jueves, 17 de octubre de 2013

Yo

He abdicado sin pena
De mis amores perdidos,
Bajo el abedul, serena,
Creando otros laberintos.

Agosto 2011


Pintando la vida con una poesía