jueves, 22 de agosto de 2013

Ausencia


Sobre el escritorio antiguo
Dejó caer su cabeza.
La inapropiada luz de la lámpara
Y la noche. . .
Cumplieron su cometido.
El escritor despertó con el nacer
De la mañana,
Y su poesía nació muerta.
Viejo el papel, la tinta negra,
Ya no escribiría. . .
Ya no amaría,
Desde que Ruth, se fuera.

Mayo 2011



Pintando la vida con una poesía

4 comentarios:

  1. Excelente poema, se te clava en el corazón.Besos

    ResponderEliminar
  2. Oie, tienes poemas muy bonitos, de pensamientos sencillos y directos, em gusto este y el anterior. Primera vez que te visito.

    PS: eso de que lo poemas nacen muertos por quedarse dormido.... Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Oh! Ruth se llevó su esencia.


    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los amores pasionales se llevan el alma, Malque.
      Un beso

      Eliminar

¡Gracias por leer mis poemas, una forma de compartir emociones y pensamientos!