jueves, 14 de noviembre de 2013

Atardecer en Coquimbo

El sol se pone en Coquimbo.
La cruz del Señor se exalta.
En medio de dorada bruma
El mar baña la bahía y descansa.
Las playas de La Serena
Se van desocupando,
En la Avenida del Mar,
Los autos pululan en cadena.
El atardecer se plasma
En la bohemia del Barrio Inglés
Y la historia del lugar reclama
Su presencia en edificios y calles,
Como viviendo otra vez.
Las ferias artesanales y músicos
Con desenfado callejero,
Te invitan a recorrer un camino
De la música al compás,
Ya casi no hay luz solar, 
Sólo la de las calles y,
Estallan en colorido, las de los Pubs.
Un carguero se perfila 
En el horizonte del puerto,
Un crucero de otras latitudes
Emprende su regreso,
Y los pelícanos cubren el cielo.
La interminable playa
De arenas casi blancas
Se queda sola, sin gente
Y al arrullo de las olas
Bajo el amparo de la cruz, se duerme.
Las aguas tranquilas de la bahía
Protegen al puerto peninsular,
Lo alejan del oleaje abierto,
Y a sus barcos, del peligro del mar.
Atardece en La Serena.
El sol se pone en Coquimbo,
Y yo te vuelvo a esperar
En la hermosa costanera
Para volvernos a amar.


Enero 2011



Pintando la vida con una poesía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por leer mis poemas, una forma de compartir emociones y pensamientos!